Palacio de los Deportes

Hoy por hoy es uno de los complejos más cotizados para realizar conciertos, ferias y demás actividades socioculturales. Es un ícono nacional pues se han presentado grupos de reconocimiento internacional, los cuales han sido gozados por miles de personas.

Originalmente se construyó para los Juegos Olímpicos del 68; es un edificio de planta circular con tres niveles principales. Está cubierto por una bóveda de casquete esférico cuyo punto central tiene una altura de 47 metros. El recubrimiento exterior está formado por láminas de cobre. Tiene una capacidad para 23 mil espectadores, completando con tribunas desmontables y 15,400 fijas; cuenta con área de estacionamiento para 3,800 automóviles. Actualmente es sede de espectáculos masivos, ferias y exposiciones.