Torre Mayor

Sin lugar a dudas, es uno de los edificios más emblemáticos de México y el mundo ya que está considerado como uno de los rascacielos más altos y resistentes, con una altura total de 225 metros sobre el nivel de calle.

Para nosotros, significó un reto de innovación para la ingeniería nacional e ingeniería sísmica, ya que soporta temblores de hasta 9.0 grados en la escala de Richter gracias a sus 98 amortiguadores.