Infraestructura

Mediante el desarrollo de obras de infraestructura hidráulica contribuimos a la calidad de vida en ciudades en crecimiento a largo plazo. Con la construcción de distintas plantas de tratamiento de aguas residuales ubicadas en diferentes puntos del país, logramos mejorar los ecosistemas de los ríos, la calidad de vida de 18 millones de personas y, además, dar sustento al crecimiento económico de los habitantes de las miles de comunidades en las que tenemos presencia.

A través de asesorías para promover el uso responsable del agua y la generación de energía renovable, beneficiamos al campo y a la siembra, produciendo cerca de 500 mil hectáreas de cultivo.