Monitoreo satelital de grandes felinos

El proyecto carretero Ramales Cedral-Tintal y Tintal-Playa del Carmen en Quintana Roo, ha transformado el hábitat de cuatro especies de mamíferos en peligro de extinción, entre ellos el jaguar y el ocelote, debido a que el proyecto afecta una de las áreas en la península de Yucatán, por las que transitan estas especies.

A raíz de esto, desarrollamos un proyecto innovador en México y Latinoamérica pues, por primera vez, se generó infraestructura para el cruce de fauna con base en intensos trabajos con las especies mismas, de tal forma que la ubicación y las características de las obras mitiguen los efectos negativos, con base en realidades biológicas.

Con la captura e identificación de algunos ejemplares, se han obtenido 1,570 localizaciones que permiten determinar sus preferencias de hábitat y las rutas que utilizan para cruzar el trazo del proyecto.

La ubicación actual de los pasos de fauna, determinada por las características biológicas y ecológicas de estas especies, significará no sólo la disminución de los atropellamientos de fauna silvestre —causa de mortalidad superior incluso a la caza—, con el consiguiente riesgo a los usuarios, sino que evitará su extinción debido a la reducción de su área de movimiento y su acceso a los recursos, así como a la imposibilidad de intercambio genético debido a la fragmentación y el aislamiento de las poblaciones.